lunes, 18 de octubre de 2010

Cynthia Hotton y los evangélicos


El título de este post podría ser un lindo nombre para una banda de rock cristiano. Pero no, nos referimos a un proyecto de Ley presentado por la diputada más religiosa que tenemos en el Congreso. Resulta que a Cyn (?) se le ocurrió que así como el Estado argentino banca económicamente al catolicismo, se podría hacer lo mismo con los cultos evangélicos. En este post quiero dejar en claro porqué estoy en contra.

Vamos a explicar un poco que es esto. El artículo 14 de la Constitución Argentina dice que "todos los habitantes de la Nación gozan del derecho de profesar libremente su culto", aunque en su segundo artículo se determina que "el Gobierno federal sostiene el culto católico apostólico romano". Esto quiere decir que aceptamos a cualquier religión pero sólo le damos guita al catolicismo.

Durante nuestra historia se dieron cambios que lograron separar al Estado de la Iglesia. La decáda de 1880 fue fundamental para esto. En 1884, promovida por Domingo Sarmiento, se promulgó la ley 1420 de
de educación universal, obligatoria, gratuita y laica. Cuatro años después el Senado aprobó la Ley 2.393 de Matrimonio Civil. En ambos casos se determinó que podía seguir existiendo el rito religioso existente, pero oficialmente el Estado no promovia los valores religiosos.

En 1994 llegó otro paso fundamental. Con la reforma constitucional, que principalmente buscaba la reelección de Carlos Menem, se logró quitar un punto fundamental de las facultades exigidas para ser presidente. El artículo 76 de la carta magna redactada en 1853 decía que para alcanzar la presidencia la persona debía "pertenecer a la comunión católica apostólica romana".

Ahora creo que es tiempo para otro cambio, dejar de sostener económicamente a la Iglesia Católica. Si somos un país laico, ¿porqué debemos sostener a un culto religioso? Un gran ejemplo de lo que debería suceder es Uruguay. Hace un tiempo escribi un post sobre ese caso. El vecino país no sostiene culto alguno y el Estado es totalmente laico.

Señora Hotton, mi problema no es que el estado sostenga a los cultos evangélicos. Mi problema, incluso siendo católico, es sostener a cualquier religión. Seamos laicos. Muchas gracias...

5 comentarios:

Alejandro dijo...

Hola Christian! Buen blog! Y buen martes! te sigo por twitter.
Con respecto a Cyn (?) creo que tiene buenos proyectos (como el de acelerar el tema de la adopción) pero también tiene sus proyectos mediocres.
Soy también evangélico y estoy completamente en contra de cualquier tipo "unión" o cualquier cosa que genere dependencia.
Las Iglesias deberían sustentarse solitas.
Lo que si tiene que asegurar el Estado es de que en ellas se puede predicar lo que se cree, sin importar si le gusta o no a tal o cual sector. La libertad de culto y expresión tiene que asegurarse.
No sea que por pretender un estado laico, nos tomemos de eso para hacer callar a las iglesias y no tomar en cuenta su opinión.

Y con respecto a la separación de la Iglesia Católica del estado, debo todavía meditarlo más... Aunque me inclino a lo laico.

"Supuestamente" esta nación invoca a Dios en su constitución como fuente de toda razón y justicia. Pero hoy día no le dan la más mínima pelota a los consejos que da...

extranjero_peregrino dijo...

Yo adhirero a la opinión del bloguista. Creo q si el estado dejara (o mejor dicho dejaramos como pagantes de los impuestos) de sustentar a la "iglesia" católica, esta se hundiría por su propio peso; por otra parte creo que las cosas están así por una conveniencia politica.

No estoy de acuerdo con ese proyecto.

Ahora, con respecto a un estado laico, es algo dificil de lograr en un sentido de decisiones, pues estas se basan en preceptos religiosos (ya seas cristiano, musulman o ateo). Aunque creo q lo q si podemos decidir es a quienes no darles dinero.

Alejandro tiene razon al enfatizar que a pesar de todo, debemos presevar la libertad de culto y expresión.

Yo tambien soy evangélico.

Nancy dijo...

Hola Cristina!interesante blog... antes de comentar estuve leyendo el proyecto de ley...y la verdad es q no estoy d acuerdo xq d ser ley implicaria mas impuestos... y si vamos al planteo d estado laico no nos van a bajar los impuestos, entonces, donde iria el subsidio a la iglesia catolica???Complicada la respuesta...Ademas, en este punto de estado laico creo q es peligroso xq d seguir el rumbo q viene tomando la sociedad vamos a caer en un caos donde vale todo!! y entonces (como ya pasa en otros paises) seriamos los cristianos los ofensores, en ese caso si estoy d acuerdo con cierta proteccion a los ministros religiosos y resalto, q cada culto no se le condene por predicar en lo q cree. Gracias!!

Christian Libonatti dijo...

Disculpen que no les conteste ayer, blogger no me estaba avisando de los comentarios.

Obviamente el Estado tiene que asegurar la libertad de culto para todos sus habitantes. No creo que por dejar de sostener económicamente a las religiones se deje de respetarlas, o al menos espero que eso no suceda.

El ejemplo que conozco es el uruguayo, donde la iglesia y el Estado están separados pero se respetan absolutamente todos los credos.

Gracias por pasar!

Gabriel dijo...

Coincido con Christian en la necesidad del laicismo. Soy evangélico y así como existen cientos (o miles) de denominaciones que se sostienen con la ayuda de sus fieles, creo que la iglesia Católica Apostólica Romana también debería hacerlo, sin tener que acudir a los fondos del Estado para su supervivencia.